Felicitaciones por la muestra. Te escribo unas ideas que me suscitó y me insomiaron anoche: “¿podés esperar?”. En muchas variantes del cristianismo se promueve una comunicación personal constante intensa con Dios, sobre todo para pedirle cosas, perdones, fortaleza, soluciones y casi reclamos. Está más o menos codificado entre oraciones estándar y ruegos improvisados, el tema es que visto medio en macro, Dios atiende un call center y el creyente sabe que la intensidad, la repetición, la sistematización pueden operar priorizando. Quizás ahí está la cuestión cuantitativa de la Fé: se pide siempre tener “mucha fé”, no “buena fé”… La respuesta más perfecta de Dios entonces, es el título de tu muestra “¿podés esperar?” en su polisemia de “aguantá un cachito” o de pregunta-que-es-respuesta, tipo koan Zen… Es buena respuesta. En la espera recetada por Dios puede pasar que las cosas se solucionen por sí mismas, o que te atienda muy tarde y el padecimiento se vuelva aprendizaje, o que se renuncie a seguir llamando y tome uno mismo cartas en el asunto…

Podés escuchar “My sweet Lord” de George Harrison y traducir mentalmente el coro de mujeres que cantan “Hare Krishna” a “¿podés esperar?” para ilustrar la idea. Ahí en el cuartito ese que armaste fui muy ansioso y me volví reconfortado, mejor.

Te agradezco a tí, a Juane y a Dios, que acaso sean una misma cosa.

Gabriel Rud

Me conmueve esta reflexión, gracias! A falta de dios externo, empecé desde hace un tiempo a cultivar la paciencia y le quiero recomendar ese ejercicio a todo el mundo. Alguna vez hay que dejarse crecer el pelo desde cero, las etapas intermedias son insoportables. Por otro lado, cuando era 100% tibia me parecía que también estaba buena la pregunta “¿podés no esperar nada?” pero esperar cosas particulares es signo de estar paradxs en un lugar, y en ese sentido cabe pensar si está bueno ese lugar donde elegimos estar paradxs. Si la respuesta a ¿podés esperar? es sí, la siguiente pregunta, más importante, es ¿qué estás esperando? Me alegro que te hayas ido reconfortado!

Abrazo de dios

Cecila Closa

INAUGURACIÓN Sábado 20 de Julio, 19hs.
(Hasta el Sábado 3 de Agosto)

ENGLISH